Una ventana abierta a la naturaleza a través de los ojos de lo me apasiona: las Aves.

jueves, 26 de abril de 2018

PAJARILLOS DE VUELTA

Ya casi estamos todos por el campo abulenses. Las estivales siguen llegando y el paso sigue avanzando. En los últimos días he podido disfrutar de varias especies de pajarillos que o bien han venido para quedarse a criar en nuestros matorrales o bien usan nuestras riberas como carretera de paso hacia sus lugares de cría.

Los lugares recorridos han sido Campo Azalvaro junto a Juanra y el Adaja, un par de veces, con Eneko y Elia. En el primero de ellos disfrutamos de dos de las especies de curruca que se esconden entre las ramas de nuestros matorrales. La familia de las currucas está representada por 7 especies en nuestra provincia. En los matorrales que flanquean el camino que llevamos descubrimos dos Currucas Zarceras (Sylvia communis) y cinco Currucas Carrasqueñas (Sylvia cantillans). De éstas dos eran hembras, con sus colores más apagados y las restantes machos con su bonito color rojizo de la tripa y su llamativa bigotera blanca, tan característica de la especie,  Ambas especies, junto a sus primas, son muy escondidizas, no dejándose ver con facilidad ni mucho tiempo.


Curruca Carrasqueña (Sylvia cantillans)

Curruca Carrasqueña (Sylvia cantillans)

Curruca Carrasqueña (Sylvia cantillans)

Curruca Carrasqueña (Sylvia cantillans)

Curruca Carrasqueña (Sylvia cantillans)

En las dos salidas que hice por el Adaja a su paso por Ávila pude ver a otro recién llegado. Esta vez es uno de los diminutos de nuestros bosques de ribera. El Mosquitero Papialbo (Phylloscopus Bonelli) es un pequeño paserín que viaja, con sus 10 gramos, hasta el África subsahariana y regresa en este mes a la Península. Se caracteriza por sus tonos pálidos en las zona ventral y la cabeza  lo que le diferencia del resto de amarillo-verdosos mosquiteros. Este ejemplar, pese a no parar un solo segundo quieto, hizo nuestras delicias en un rincón del sotobosque donde hicimos un descanso.

Mosquitero Papialbo (Phylloscopus Bonelli)

Mosquitero Papialbo (Phylloscopus Bonelli)

Mosquitero Papialbo (Phylloscopus Bonelli)

Mosquitero Papialbo (Phylloscopus Bonelli)

Mosquitero Papialbo (Phylloscopus Bonelli)

El último de los protagonistas de la entrada es un hermosísimo ave en blanco y negro. A diferencia de las otras dos especies no cría en el entorno de la capital sino que estaba en el Adaja en paso hacia las sierras ibéricas. En la provincia cría en algunos puntos de la Sierra de Gredos y en el paso otoñal es abundante mientras realiza su viaje transahariano. El Papamoscas Cerrojillo (Ficedula hypoleuca) macho destaca por su contraste entre las partes superiores negras y las inferiores blancas destacando en este color una mancha en la frente y unos "dedos" en el ala. Estos dedos también aparecen en hembras y juveniles pero sobre gris. Ahora veréis un par de machos que vi en el Adaja y El Oso.

Papamoscas Cerrojillo (Ficedula hypoleuca)

Papamoscas Cerrojillo (Ficedula hypoleuca)

Papamoscas Cerrojillo (Ficedula hypoleuca)

Papamoscas Cerrojillo (Ficedula hypoleuca)

Papamoscas Cerrojillo (Ficedula hypoleuca)

Papamoscas Cerrojillo (Ficedula hypoleuca)

Papamoscas Cerrojillo (Ficedula hypoleuca)

Papamoscas Cerrojillo (Ficedula hypoleuca)

Papamoscas Cerrojillo (Ficedula hypoleuca)

Papamoscas Cerrojillo (Ficedula hypoleuca)

Papamoscas Cerrojillo (Ficedula hypoleuca)

Gracias por seguir el blog
Saludos Abulenses

martes, 24 de abril de 2018

VAN LLEGANDO TODAS

La primavera parece que se asienta y ya hemos tenido varios días soleados. Y este sol es el que esperan muchos animales que despiertan de su letargo invernal para comenzar su actividad de nuevo. Uno de los grupo que más esperan al astro rey es el de los ofidios, que cuando el calor aparece salen de sus escondites para calentar su fría sangre y poder así moverse con mayor rapidez. Pero con la llegada de la primavera también llega uno de sus mayores depredadores: la Culebrera europea (Circaetus gallicus).

Esta bella rapaz, habitante del bosque mediterráneo, se marcha a finales de verano (agosto y septiembre) hacia tierras africanas pasando junto a decenas de miles de aves planeadoras por el estrecho de Gibraltar. Es un espectáculo inolvidable y eso pude constatarlo hace unos años. En el mes de abril regresan a sus territorios de cría como este precioso ejemplar que se mueve cerca de la capital. Hay muchas miradas que hielan pero cuando una Culebrera cruza sus preciosos ojos anaranjados tienes la sensación de que está traspasando los tuyos.

La silueta de esta rapaz de tamaño grande es muy representativa. Tiene una cabeza ancha y se observan muy bien un barreado en la parte inferior de las alas (plumas secundarias) así como unas barras muy marcadas en las plumas rectrices (cola) con una final más ancha. Una peculiaridad de esta bonita rapaz es su capacidad para cernirse, pese a su tamaño, en el aire quedando petrificada y parando el tiempo.









Gracias por seguir el blog
Saludos abulenses

jueves, 19 de abril de 2018

¡¡ 7 ZARAPITOS TRINADORES EN EL OSO !!

Ayer viví una de esas tardes que ya os he contado otras veces. Una de esas jornadas de campo que se graban y que quedan para siempre. Y  además fue en la laguna de El Oso. Os pongo en situación. Tras unas semanas de lluvia y frío que ha hecho que el paso vaya un poco retrasado, han llegado unos días de sol y tranquilidad. Eso hizo que ayer, aunque apenas tenía una hora, me pasase un rato por la laguna para ver que nos había traído el buen tiempo. Momento antes de llegar me llega una alarma, se ven 6 Zarapitos en el humedal.

Nada más llegar pude ver varios de ellos en los prados cercanos al observatorio. Las líneas negras del píleo (cabeza) les delató. Tenía ante mi una especie poco habitual en nuestra provincia y además en un número aún menos habitual. Revisando el humedal palmo a palmo conseguí ver que eran 7 los Zarapitos Trinadores (Numenius phaeopus) que habían parado en tierras abulenses (hay un buen influx de la especie).

El Zarapito Trinador en un limícola grande con un característico pico largo (menos que el real) y curvo. En el píleo destacan unas líneas negras con una intermedia clara. Se reproduce en el norte de Europa, Islandia y Asia (en América lo hace el americano). Es frecuente en la costa de la Península en invernada y en paso, momento este en el que se puede ver en cualquier humedal, como sucede ahora.


Zarapito Trinador (Numenius phaeopus)

Zarapito Trinador (Numenius phaeopus)

Zarapito Trinador (Numenius phaeopus)

Zarapito Trinador (Numenius phaeopus)

Zarapito Trinador (Numenius phaeopus)


Zarapito Trinador (Numenius phaeopus)

Zarapito Trinador (Numenius phaeopus)

Zarapito Trinador (Numenius phaeopus)

Zarapito Trinador (Numenius phaeopus)

Zarapito Trinador (Numenius phaeopus)

Zarapito Trinador (Numenius phaeopus)

Zarapito Trinador (Numenius phaeopus)

Zarapito Trinador (Numenius phaeopus)

Zarapito Trinador (Numenius phaeopus)

Zarapito Trinador (Numenius phaeopus)

Zarapito Trinador (Numenius phaeopus)

Había algunos limícolas más en el humedal además de una Espátula que descansaba en una barra de tierra central. Pudimos ver, ya que compartí tarde con Chema y Cesar: Andarríos Grande (1), Cigüeñuela Común (18), Avefría Común (2), Archibebe Común (1), Combatiente (2), Agachadiza Común (2) Chorlitejo Chico (1) y Alcaraván (2).









Gracias por seguir el blog
Saludos Abulenses