Una ventana abierta a la naturaleza a través de los ojos de lo me apasiona: las Aves.

martes, 21 de mayo de 2019

DÍAS DE TRIDÁCTILOS EN ÁVILA

Se me acumula el material  y me falta tiempo para enseñaroslo por aquí. Y es que el paso prenupcial se resiste a abandonarnos y en estos últimos días nos ha traído algún pepino bueno (en lenguaje pajarero una especie rara o escasa en determinado lugar). Y este fin de semana ha sido monopolizado por una especie muy escasa en Ávila, no en vano apenas si hay una cita de este limícola registrada en la provincia abulense. Voy con ello.

El viernes pasado tenía aun ratillo para visitar varios humedales en busca de los últimos viajeros que aún están en ruta hacia tierras del norte y centro de Europa. Iba con idea de un par de especies que levaban un par de días y que os enseñaré en la siguiente entrada. Recorrí cuatro humedales antes de pasar, ya a última hora del día, por el embalse de las Cogotas con idea de buscar uno de los protagonistas tardíos del paso, el Fumarel Aliblanco. Pero aunque no vi a este estérnido la sorpresa vino dada por un limícola.

En un recodo del embalse, recorriendo la orilla arenosa del mismo pude ver varios limícolas. Telescopio hacia allí y lo primero que vi fue un Chorlitejo Chico (Charadrius dubius) que se acercaba a la zona donde yo estaba. Un poco más allá un par de Chorlitejos Grandes (Charadrius hiaticula) que me hicieron ponerme en tensión, ya que esta especie suele acompañar a algunas de las espcies de limis más raras. Por último una silueta de Correlimos me hizo un nudo en el estómago. Era de tamaño similar al Correlimos Común pero carecía de la tripa oscura de éstos. Uno de ellos tenía la cabeza y el pecho de tonos anaranjados mientras que el otro lucía unos tonos muy pálidos. Ello me llevó a identificarlos como Correlimos Tridáctilos (Calidris alba) , pero debido a su rareza en nuestra provincia tuve que compartir las imágenes con varios amigos para confirmar las sospechas iniciales. Dos días después han sido 8 los ejemplares que se han visto en el lugar por Chema García, César San Segundo, Juan Ramón Cuervo y Joaquín Mayo.

Correlimos Tridáctilos (Calidris alba)

Correlimos Tridáctilos (Calidris alba)

Correlimos Tridáctilos (Calidris alba)

Correlimos Tridáctilos (Calidris alba)

Correlimos Tridáctilos (Calidris alba)

Correlimos Tridáctilos (Calidris alba)

Correlimos Tridáctilo (Calidris alba) con
Chorlitejo Grande (Charadrius hiaticula)


domingo, 12 de mayo de 2019

LOS ÚLTIMOS COLETAZOS

El paso prenupcial se está acabando aunque se niega  a irse por completo y aún nos sigue dando especies viajeras en nuestros humedales que dentro de unos días estarán en otros lugares preparándose para sacar adelante otra generación de migradores. Estas aves que recorren grandes distancias en busca de alimento en los momentos  más difíciles del año tenían en el día de ayer su día, ese que hemos elegido los seres humanos para honrar el sorprendente hecho que supone ponerse todos los años en camino.

Y ayer aún había algunas especies de limícolas en nuestros humedales. En total he podido ver 15 especies de este grupo en la provincia de Ávila en este paso con las 4 Avocetas Comunes (Recurvirostra avosseta) que recorrían ayer la laguna de el Oso junto a un Combatiente (Calidris pugnax) que  lucía un plumaje espectacular (totalmente negro), algunos Chorlitejo Grandes (Charadrius hiaticula), un Andarríos Grande (Tringa ochropus), un Archibebe Común (Tringa totanus) y las reproductoras Avefrías Comunes (Vanellus vanellus) y Cigüeñuelas Comunes (Himantopus himantopus).

Además había otro limícola que ayer se convirtió en protagonista por su número y porque pude verlo en otro de los humedales que visité. Volando de un lado a otro de la laguna había un grupo mixto de limis entre los que se encontraban algunos de los anteriormente citados. Pero mientras volaba destacaba el número de tripas negras que había. Entre el resto destacaba esa característica tan definida de los Correlimos Comunes (Calidris alpina) que sumaban hasta 8 ejemplares. Apenas si se dejaban ver en el suelo pues la vegetación está bastante alta pero cada vez que emprendían el vuelo disfrutaba de esta especie, que en el postnupcial se me escapó en la provincia. Para darle más protagonismo aún, a primera hora de la mañana había disfrutado de otros tres ejemplares en la laguna de Navazos, esta vez si posados en el limo de la orilla y a una distancia muy buena para observarlos con detenimiento. Aquí os los dejo para que disfrutéis vosotros.



Correlimos Comunes (Calidris alpina)

Correlimos Comunes (Calidris alpina)

Correlimos Comunes (Calidris alpina)

Correlimos Comunes (Calidris alpina)

Correlimos Comunes (Calidris alpina)

Correlimos Comunes (Calidris alpina)

Correlimos Comunes (Calidris alpina)

Correlimos Comunes (Calidris alpina)

Correlimos Comunes (Calidris alpina)
Para que la entrada haga justicia al enorme esfuerzo de estas aves la completo con unas fotos de otro día en las que sale una de las especies vista ayer. Es cierto que no está tan bonita como los machos de plumajes multicolor pero observada al detalle no tiene nada que envidiarlos. Disfrutad de este Combatiente (Calidris pugax) que eligió la laguna de San Bartolomé para descansar.

Combatiente (Calidris pugax)


Combatiente (Calidris pugax)

Combatiente (Calidris pugax)

Combatiente (Calidris pugax)

Gracias por seguir el blog
Saludos Abulenses

lunes, 6 de mayo de 2019

VUELVEPIEDRAS SEGOVIANO

Semana clave para algunas de las especies de limícolas más escasas por nuestra Comunidad ya que es momento de ver Vuelvepiedras, Agujas Colipintas, Chorlitos Grises o  Correlimos Tridáctilos por algunos humedales de la región . Y dos de ellos has sido protagonistas del fin de semana que acaba de terminar, eso si, en mi querida provincia segoviana.

Hasta en dos ocasiones he visitado una laguna desconocida para mi hasta ahora, la laguna de caballo alba, en Villeguillo, y ambas aprovechando sendos viajes cercanos. El viernes, mientras iba al pueblo a ver a la familia, me pasé por dicha laguna un ratillo, en compañía de la pequeña de la casa. Y nada más llegar saltó la sorpresa. El primer limícola, de las decenas que había en los abundantes limos del humedal, que pude ver fue un precioso Vuelvepiedras Común (Arenaria interpres) que se alimentaba no muy lejos del coche, el cual usé la mayoría de tiempo para evitar molestias a las aves que descansan en la laguna en su largo viaje migratorio. Se mantuvo impasible el rato que estuve y allí le dejé para, cuando ya me marchaba, volver a pasar por ese lugar y ver que ya no estaba allí. 

Vuelvepiedras Común (Arenaria interpres)

Vuelvepiedras Común (Arenaria interpres)

Vuelvepiedras Común (Arenaria interpres)

Vuelvepiedras Común (Arenaria interpres)

Vuelvepiedras Común (Arenaria interpres)

Vuelvepiedras Común (Arenaria interpres)

Vuelvepiedras Común (Arenaria interpres)

El segundo de los limícolas que esperaba ver y este era más fácil, pues David Hernansanz lo vio y fotografió el día anterior, era un Chorlito Gris (Pluvialis squatarola) que está en proceso de ponerse su traje de gala. Y conseguí verlo, eso si a una gran distancia, ya que estaba en la orilla contraria a la que me encontraba. Se movía entre sus primos más pequeños con su característico movimiento mientras se alimentaba. Pude tirarle algunas fotos testimoniales. El domingo, cuando me pasé con toda la familia volví a verlo, ésta vez en la zona central de la zona de barros.

Chorlito Gris (Pluvialis squatarola)

Chorlito Gris (Pluvialis squatarola)

Chorlito Gris (Pluvialis squatarola)

La nómina de limis fue larga, hasta llegar a 11 especies en esta pequeña laguna que ahora está en estado perfecto para ellos. Los más numerosos eran los Chorlitejos Grandes (Charadrius hiaticula), que están en su momento más  álgidos con buenos números en varias provincias castellanas. En total pude ver cerca de 50 individuos que se movían en dos grupos junto con alguna otra especie como una decena de Correlimos Común (Calidris alpina) y un solitario Correlimos Menudo (Calidris minuta)

Chorlitejos Grandes (Charadrius hiaticula) y
Correlimos Común (Calidris alpina)

Chorlitejos Grandes (Charadrius hiaticula
y
Correlimos Común (Calidris alpina)

Correlimos Menudo (Calidris minuta)


Preciosos estaban también algunos de los Combatientes (Calidris pugnax) del grupo de 18 que pude ver. Alguno de ellos, los machos, lucían un precioso plumaje de tonos rojizos o negros que les confería un aspecto realmente espectacular. Muy quietas se mantuvieron algunas Avefrías Comunes (Vanellus vanellus) que descansaban en la orilla mientras algunos grupos de Andarríos Chicos se afanaban en prospectar los limos con su bamboleo.

Combatientes (Calidris pugnax)

Combatientes (Calidris pugnax)

Por último tres de los más activos, aunque la foto diga lo contrario. En las zonas con más agua se movían bastantes Cigüeñuelas Comunes (Himantopus himantopus), algo más de una decena de Archibebes Comunes (Tringa totanus) y alguno menos de Archibebes Claros (Tringa nebularia).

Archibebe Claro (Tringa nebularia)

Gracias por seguir el blog
Sañudos Abulenses

viernes, 3 de mayo de 2019

EL MÁS MOTEADO DEL LAVAJO

De las tres especies de Andarríos que podemos ver en nuestra provincia el Andarríos Bastardo (Tringa glareola) es el más escaso de los tres. Mientras que su primo más pequeño, el Andarríos Chico (Actitis hypoleucos) se  observa en los pasos, con buenos números, y en época reproductora; y el Andarríos Grande (Tringa ochropus) lo hace en paso y en invernada; el Bastardo aparece en nuestras latitudes en los pasos migratorios siendo más habitual en zonas costeras del levante y el sur.

Pero este paso migratorio prenupcial está siendo muy bueno para la especie en Ávila, con una decena de citas en varios humedales. Se han visto ejemplares en la laguna de el Oso, laguna de Navazos, lagunas de San Roque o  Lavajos de Vega de Santa María- Velayos. Y es en este último donde he podido verlo más cerca y así he podido disfrutar de su precioso plumaje moteado y de su ceja blanca. Este bonito ejemplar se mantuvo a escasos metros del coche donde Juanra y yo estuvimos buscando limis este fin de semana.















Gracias por seguir el blog
Saludos Abulenses

lunes, 29 de abril de 2019

DÍA FAMILIAR EN GREDOS

El pasado domingo necesitábamos pasar un día en familia en la Sierra de Gredos y para allá nos fuimos a pasear e intentar que Eneko viese sus primeras cabras montesas. Pasamos una jornada muy especial los cuatro y en lo ornitológico la cosa estuvo muy bien . Os cuento las tres partes que vivimos reflejadas en uno de los protagonistas de cada una.

La mañana empezó en la Plataforma. Desde allí subimos hasta una zona de prados y piornos ya de camino hacia el puerto de Candeleda. En ese pequeño trayecto pudimos ver varios Acentores Comunes (Prunella modularis) y Collalbas Grises (Oenanthe oenanthe) sobre los piornos, vimos como la Lavandera Cascadeña (Motacilla cinerea) recorría los ruidosos cauces, observamos a las Alondras (Alauda arvensis) reclamando en lo alto de los cielos, y sobre nuestras cabezas pasaron varios Buitres Negros (Aegypius monachus) y Leonados (Gys fulvus).

Pero la sorpresa de la mañana me la dieron dos Roqueros Rojos (Monticola saxatilis). Un hembra pasó volando desde una ladera a otra mientras que un macho se posó sobre una roca cuando regresábamos. Lo vimos de lejos mientras cantaba sobre el granito que cubre la sierra para, en un ademán de mostrarse ante los que pasamos por allí, acercarse para que pudiese disfrutar del precioso color de este habitante de las altas montañas abulenses.

Roquero Rojo (Monticola saxatilis)

Roquero Rojo (Monticola saxatilis)

Roquero Rojo (Monticola saxatilis)

Roquero Rojo (Monticola saxatilis)

Roquero Rojo (Monticola saxatilis)

Roquero Rojo (Monticola saxatilis)

Roquero Rojo (Monticola saxatilis)

Roquero Rojo (Monticola saxatilis)

Roquero Rojo (Monticola saxatilis)

Roquero Rojo (Monticola saxatilis)

La segunda parada del día la hicimos después de comer. La idea era pasear por algunos de los pinares de la parte más baja de la sierra, en el entorno de Hoyos del Espino. Para ello recorrimos el camino que une la Casa del Parque con Puente Duque. En el paseo pudimos ver numerosos pajarillos forestales como los diminutos Reyezuelos Listado (Regulus ignicapilla) y Sencillo (Regulus regulus), a los numerosos Pinzones Vulgares (Fringilla coelebs), al sonoro Mosquitero Papialbo (Philloscopus Bonelli) o a los escaladores Trepador azul (Sitta europeae) y Agateador Europeo (Certhia brachydactyla).

Pero el más buscado apenas si dejo verse. Al primero no lo vi, solo pude oírlo y a los dos siguiente los vi a gran distancia aunque de uno de los pude disfrutar mucho mientras se movía entre las ramas de los pinos altos y rectos del entorno del camping. Los tres Verderones Serranos (Carduelis citrinella) me alegraron la tarde aunque no fuesen muy agradecidos. Algo que si que fueron los córvidos más espectaculares con su azulada franja del ala. Hasta cuatro Arrendajos (Garrulus glandarius) se movían entre las mesas de la zona recreativa del final del paseo.

Arrendajo (Garrulus glandarius)

Arrendajo (Garrulus glandarius)

Arrendajo (Garrulus glandarius)

Arrendajo (Garrulus glandarius)

Arrendajo (Garrulus glandarius)


Terminamos la tarde en uno de los sitios con más encanto de la zona. En el Hostal Almanzor puedes tomarte una cerveza sentado en un hide frente a multitud de pajarillos que bajan al bebedero a refrescarse o a comer algo. Disfrutamos de muchas especies pero una se llevó la palma. Un precioso macho de  Papamoscas Cerrojillo (Ficedula hypoleuca) apareció unos segundos para deleitarnos con su precioso plumaje de cría. Ahora es buen momento para verlo en paso pero en estos pinares se preparan para sacar adelante una nueva generación de viajeros.

Papamoscas Cerrojillo (Ficedula hypoleuca)

Papamoscas Cerrojillo (Ficedula hypoleuca)

Papamoscas Cerrojillo (Ficedula hypoleuca)

Papamoscas Cerrojillo (Ficedula hypoleuca)

Papamoscas Cerrojillo (Ficedula hypoleuca)

Gracias por seguir el blog
Saludos Abulenses