Una ventana abierta a la naturaleza a través de los ojos de lo me apasiona: las Aves.

sábado, 24 de octubre de 2020

5 BÚHOS CAMPESTRES EN LA LAGUNA DE EL OSO

 Que la laguna de El Oso es un paraíso ya os lo he contado varias veces y que es un lugar que nunca defrauda es algo patente. Y ahora es uno de esos momentos donde una visita al humedal nos da imágenes imborrables. Esta semana he hecho un par de visitas para ver como va la llegada de las grullas y de gansos. Pero lo que voy a contaros ahora sucedió hace una semana, el viernes pasado.

Esa tarde, tras haber visto la primera grulla común del otoño unos días antes nos acercamos Juanra, Eneko y yo a la laguna a ver si veíamos alguna dama gris llegada del norte de Europa. No logramos ver ninguna en el rato en que estuvimos allí (aunque nos fuimos un poco antes de anochecer) pero no nos fuimos de vacío. Cuando la tarde estaba cayendo me percaté que sobre un campo cercano se había arremolinado un grupo de rapaces entre los que veía algún aguilucho. El número sobrepasaba la decena con lo que salí del observatorio para observar con más claridad quienes volaban. Pegados al campo volaban varios Aguiluchos Laguneros (Circus aeruginosus) y Aguiluchos Pálidos (Circus cyaneus). Pero la sorpresa estaba algo más alta pues pudimos ver 5 Búhos Campestres volando en círculo antes de alejarse y posarse en unos campos lejanos. Como ya os dije hace un tiempo es una especie muy especial para mi (pues me costó un tiempo ver el primero de ellos) y una de las que más le gustan a Eneko así que poder verla en el Oso y encima en ese número nos hizo especial ilusión y pasó por alto el no haber visto ninguna grulla esa tarde.







Mucho ánimo a tod@s
Gracias por seguir el blog
Saludos Abulenses

lunes, 19 de octubre de 2020

MORITO EN EL OSO

 La laguna de El Oso ya está a tope. En cuanto este paraíso ha tenido agua ha comenzado a dar sorpresas y alegrías a los pajareros abulenses (y a todos aquellos que se pasan por el humedal). Estos días la laguna está preciosa y rebosante de vida con la llegada de las primeras grullas comunes (Grus grus) y del primer bando de Ánsares Comunes del norte de Europa (Anser anser). Y con ellos llegan las primeras novedades. 

Ayer Juan Ramón Cuervo y Víctor Coello observaban en el grupo de gansos salvajes (alrededor de los 70 que se han juntado con los que viven en la laguna) un ánsar más pequeño con coloración más oscura en la cabeza y con la base del pico y la uña (extremo del pico) negras, delatando a un joven de  Ánsar Careto (Anser albifrons). Es el primero de este otoño-invierno y esperamos que no sea el único. Nosotros hemos podido disfrutarlo hoy comiendo en los campos que rodean a la laguna (tan lejos que ha sido imposible hacer una foto decente)

Hoy la sorpresa la ha dado un ave escasa en nuestra provincia pero que lleva unos años viéndose de manera anual en alguna de nuestras zonas húmedas. Esta mañana César San Segundo ha citado al ibis de tonos oscuros con iridiscencias verdes y moradas. Un morito Común (Plegadis falcinelus) merodeaba por la laguna y esta tarde hemos podido verlo descansando en una zona herbácea del humedal, volando junto a un grupo de Cercetas Comunes y alimentándose la somera lámina de agua. Este precioso ibis tiene sus zonas de cría en varios humedales costeros de la Península (Doñana, Delta del Ebro, Albufera,etc) y en los movimientos dispersivos es cuando llega a nuestra provincia observándose en los pasos (con años extraordinarios como el 2018). Esperemos que se quede un tiempo con nosotros para poder disfrutar de él.









Mucho ánimo a tod@s

Gracias por seguir el blog

Saludos Abulenses

martes, 13 de octubre de 2020

LA PRIMERA YA LLEGÓ

 Se han hecho de rogar este otoño las damas grises. Y no solo en nuestra provincia sino que se están haciendo esperar por toda la geografía ibérica. A esta alturas, en las que ya se verían ejemplares de Grulla Común (Grus grus) en varios puntos donde pasan el invierno,  apenas se han visto un puñado de individuos. En la laguna de El Oso (uno de los dos puntos de invernada en la provincia) las primeras se suelen ver, otros años, los últimos días de septiembre y primeros días de octubre pero este año aún no se habían visto. Y eso que no hemos faltado los pajareros en el humedal para controlar si llegaban estas incansables viajeras que dan al otoño parte de su identidad.

Esta tarde nos hemos escapado un rato Eneko y yo, y allí nos hemos juntado con Juanra. En un primer momento, desde el observatorio de la embotelladora no hemos visto ninguna dama gris. Nos hemos entretenido con las Avutardas (Otis tarda) y en el sisón (Tetrax tetrax) que se mueven por los campos que rodean al humedal. Ha sido cuando hemos cambiado de observatorio cuando he localizado el solitario ejemplar adulto de Grulla en un campo verde al noreste del humedal. Estaba tranquila, descansando sobre el verde (o quizás esperando a sus compañeras). Nos ha alegrado la tarde y nos ha ilusionado por lo que puede venir en próximos días y que se convertirá en uno de los mayores espectáculos del otoño. Y pocos lugares hay tan especiales como la laguna de El Oso para disfrutar de esta maravilla. 




Mucho ánimo a tod@s

Gracias por seguir el blog

Saludos Abulenses

lunes, 12 de octubre de 2020

YA PASARON LAS NORTEÑAS

El paso postnupcial va llegando a su fin y pronto los días de movimiento de especies será un recuerdo lejano mientras nos instalamos en la invernada de las aves llegadas de norte de Europa a pasar los días fríos. Esos días de locura en los que cada día es un aventura y hay días donde apenas ves nada mientras que otros días no das abasto a ver cada una de las especies y de ejemplares  que han recalado en nuestros campos.

Muchas son las especies de pajarillos que, llegando el final del verano, se lanzan a un largo viaje de miles de kilómetros en busca de un lugar donde conseguir alimento de manera segura cuando los días se acortan y el hielo y la nieve se adueña de sus lugares de cría. Hay especies muy numerosas en estos pasos como los Mosquiteros Musicales (Phylloscipus trochilus), los Papamoscas Cerrojillos (Ficedula hypoleuca) o los Papamoscas Grises (Muscicapa striata). La especie protagonista de hoy, con la que me quiero despedir del paso postnupcial de este año para los pajarillos, es una de las más bonitas de las que pasan por nuestra provincia.

En concreto hay días en que las Tarabillas Norteñas (Saxicola rubetra) son omnipresentes y mires donde mires allí hay una, posada sobre los matorrales, sobre alguna hierba alta, sobre un terrón de arena o en una valla. Eso nos pasó un día en Campo Azalvaro donde, a falta de limícolas, tuvimos una tarde muy buena con estas aves ligadas a los bosques del norte de España y Europa que tienen esta zona del este abulenses como "carretera" en su viaje a tierra tropicales africanas. Este ejemplar se mantuvo muy tranquilo mientras le disfrutábamos (una pena que mi cámara estuviese manchada).










Mucho ánimo a tod@s

Gracias por seguir el blog

Saludos Abulenses

martes, 6 de octubre de 2020

FLAMENCOS EN VILLACAÑAS

 El viaje toledano de los carambolos no se quedó solo en la búsqueda de estos limícolas en los campos recién arados de este rincón manchego. Aprovechando que estábamos cerca de los humedales de la Mancha Húmeda nos pasamos por uno de los pocos que tenía agua en estos momentos. La idea era ir por Alcazar de San Juan pero gracias  a la información de María José Valencia supimos que estaban secas a si que elegimos la laguna Larga de Villacañas para poder ver algunos limícolas, que han estado caros en el post abulense.

A media mañana estábamos en la orilla de esta laguna de la que quedaba apenas la mitad de la lámina de agua. A pesar de que la idea era ver limis un primer vistazo pudimos comprobar que el protagonista de la laguna era el Flamenco común (Phoenicopterus roseus). Por toda la laguna había más de 600 ejemplares de esta espectacular zancuda de tonos rosas, largas patas y peculiar pico que usa para filtrar el agua en busca de invertebrados como las artemias que les dan esos tonos tan especiales. Entre ellos apenas pudimos ver una decena de jóvenes, de colores grises. Eneko disfrutó muchísimo con estos bonitos "ave fenix" mientras Juanra y yo buscábamos limícolas.



En total pudimos ver 11 especies de limícolas. En el centro de la laguna había un buen grupo de Avefría (Vanellus vanellus) con los que estaban 6 tarros blancos (Tadorna tadorna). En el extremo sur de la laguna había un grupito de Avocetas (Recurvirostra avosseta) y en una zona de barro del extremo norte 3 Cigüeñuelas comunes (Himantopus huimantopus). Pero lo que más entretenidos nos tuvo fue un grupo de pequeños limis que recorrían la orilla entre las patas de los rosáceos flamencos. Entre ellos pudimos ver 3 las especies de Chorlitejos con mucho patinegro (Charadrius alexandrinus), un par de grandes (Charadrius hiaticula) y un solitario chico (Charadrius dubius). También fueron tres las especies de correlimos las que vimos con un buen número de menudos (Calidris minuta), algún común (Calidris alpina) y una emocionante visión de temminck (Calidris teminckii). Completaron la nómina un Combatiente (Calidris pugnax) y un Archibebe Claro que pasó volando sobre nosotros (Tringa nebularia).










Mucho ánimo a tod@s
Gracias por seguir el blog
Saludos Abulenses


sábado, 3 de octubre de 2020

EL SUEÑO DE LOS CARAMBOLOS SE HIZO REALIDAD

 Otra semana que se ha hecho dura y apenas me ha dejado tiempo para salir un día al campo (donde me he llevado una hembra de pato mandarín en la laguna de El Oso) y mucho menos para ponerme al ordenador a contaros todo lo que aún tengo en el cajón. Eso si la semana, aun con dificultades, ha sido buena y en parte la culpa ha sido por lo que he vivido el sábado pasado.

Llevaba un tiempo con una idea en la cabeza y el sábado pasado pude conseguir uno de los sueños pajareros más inmediatos (por suerte nunca se acabarán) que tenía. En mi cabeza estaba planeado un viaje a tierras toledanas en busca de un limícola un tanto especial pero no entraba en mis planes poder disfrutar de una jornada de pajareo de las buenas ( de esas de echar bastantes horas de campo) con mi hijo Eneko. El sábado fue una de esas jornadas que quedan marcadas por la especie y por la compañía (Nos acompañó Juanra). 

El Chorlito Carambolo (Charadrius morinellus) es un limícola que en la época de reproducción se asocia a las zonas árticas de Europa y Asia (desde Escandinavia hasta Siberia) citándose algunas parejas en prados de montañas por encima de los 2000 metros en los Pirineos. En época de paso se asocia sin embargo a terrenos pedregosos o tierras de labor aradas. Es una especie regularen en el paso postnupcial en la Península siendo una especie muy fiel a los lugares donde descansar siendo habitual verla en los mismos lugares en fechas similares cada año (este año hemos tenido la primera cita fiable en Ávila gracias a Miguel Rodríguez)

Tras un par de horas de viaje, a primera de hora de la mañana estábamos en una zona de campos de cultivo toledana salpicadas de tierras aradas y de barbechos en busca de los carambolos. Los minutos pasaban y no éramos capaces de ver a estos precioso limícolas de marcadas cejas terminadas en V en la nuca y con bonitos tonos rojizos en la tripa. Varios cambios de zona por los diversos caminos del lugar sin resultado (si que vimos Avutardas Comunes) y el tiempo pasaba sin disfrutar del objetivo del viaje. Pasadas las 11 (dos horas desde la llegada) decidimos hacer un último intento por un camino paralelo al que habíamos estado recorriendo y cuando ya estábamos apunto de hacer un descanso hasta la tarde, en mitad del camino apareció un precioso Carambolo. Una mirada al campo cercano y vimos como todos los terrones del campo tomaban vida y empezaban a moverse. Contamos uno a uno el grupo y descubrimos que teníamos (menuda pasada) 86 morinellus frente a nosotros. La alegría acumulada de la mañana brotó y la emoción se apoderó de los tres (aunque Eneko había tenido un percance en ese instante). Estuvimos 20 minutos disfrutando de nuestro nuevo bimbo antes de dejarlos en el campo donde los descubrimos. Sólo puedo poner un pero a la observación y es que nos pilló con un contraluz muy grande y por ello las foto no describen la preciosidad de estos viajeros que se han grabado en mi diario personal. 













Mucho ánimo a tod@s

Gracias por seguir el blog

Saludos Abulenses

martes, 22 de septiembre de 2020

DÍAS DE ESPÁTULAS Y AVOCETAS

Los pasos son momentos emocionantes en los que las cosas cambian de un día para otro y de una hora a otra. El sábado  esto se vivió en todo su esplendor en el embalse de las Cogotas. Y a pesar de que la mañana estuvo marcada por las piquirrojas (Hydropogne caspia) la tarde se puso loca. Por la mañana Eneko y yo (y un rato Juanra) estuvimos en varios humedales abulenses en busca de algunos limícolas y apenas pudimos ver algunas especies. Lo más reseñable de la mañana fueron dos especies que se convertirían en parte de la locura de la tarde a pesar de que las eclipsó un citón para Ávila, con la Garcilla Cangrejera (Ardea ralloides) que vio Joaquín pasar volando por el embalse.

Nada más llegar al embalse, en una de sus orillas lejanas pudimos ver un grupo de Avocetas Comunes (Recuvirostra avosseta) que se desperezaban después de la salida del sol. Es una preciosa limícola y la que más gusta a Juanra, con lo que empezamos el día de manera inmejorable. Disfrutando estábamos de ellas cuando dos Espátulas Comunes (Platalea leucorodia) llegaron volando de algún otro lugar, quizá de unas rocas donde vimos otra en la lejanía. Ambas especies se mantuvieron tranquilas hasta que llegó un zorro y nerviosas levantaron en vuelo aguas arriba. ya lejos de nuestra vista. Por la tarde, como si nuestra visión fuese una premonición ambas especies se multiplicaron y  varios amigos (César, Joaquín, Luis Jesús y Miguel) vieron un grupo de 38 de las del pico curvado (Avoceta) y 81 de las del pico de espátula.







 El resto de nuestra mañana estuvo tranquila, hasta que llegaron las pagazas. Recorrimos un total de 8 humedales (Cogotas, laguna de San Bartolomé, lavajo de Vega de Santa María, lavajo de Villanueva de Gómez, lavajo de Constanzana, laguna de Fontiveros, lavajo de Collado Contreras y Fuentes Claras) Y en una de ellas, Fontiveros, una de las protagonistas del día volvió a aparecer y esta vez con una visión irrepetible y única. Un ejemplar joven de Espátula Común estaba a escasos 5 metros de nosotros y dejándonos embobados mientras la mirábamos. Estuvimos largo rato disfrutándola y allí la dejamos. Eneko acabó emocionado de ver una ave tan bonita más cerca de lo que imaginaba.









Mucho ánimo para tod@s
Gracias por seguir el blog
Saludos Abulenses