Una ventana abierta a la naturaleza a través de los ojos de lo me apasiona: las Aves.

jueves, 24 de noviembre de 2022

LOS ENMASCARADOS DE LA CHARCA

 A finales del mes pasado pasó algo que Eneko esperaba desde hace poco. Y es que según va avanzando en el pajareo y en la identificación de aves va buscando algunas especies objetivo que buscar, además de disfrutar del resto o de seguirme en la locura de buscar o twichear rarezas. No hace mucho me dijo "papá, tenemos que buscar al pájaro moscón". Durante el final de verano hemos paseado un par de veces por el Adaja en busca de este maravilloso constructor que cuelga de las ramas un bonito nido en forma de globo hecho de pelusa de chopo sin suerte.

Y fue en los últimos días de mes cuando Juan Parra nos avisó que en la charca del Carlos Sastre estaba viendo un grupo de pájaros moscones en los juncos que bordean este pequeño humedal situado en la zona sur de la capital abulense. Aprovechando que Eneko tenía que jugar en unos campos cercanos nos pasamos por allí a mediodía. Nos dimos un paseo rodeando la charca y no tardamos en ver 2 ejemplares rompiendo los puros (semillas de los juncos). La observación fue muy buena pues andaban afanados en su tarea mientras nosotros, desde una distancia adecuada, identificábamos su bonito píleo azulado, su máscara negra y si dorso pardo-rojizo. Se movían en la zona de juncos del lugar volando de un tallo a oro.

El pájaro moscón es un paseriforme habitantes de zonas palustres y bosques de ribera que se distribuye por la Península asociado a los valles de los grandes ríos (Ebro, Duero, Tajo, Guadalquivir, etc). En invierno el contingente de aves aumenta con la llegada de aves europeas, En Ávila es reproductor escaso con el Adaja como zona habitual donde colgar sus nidos. Estos ejemplares que vimos estaban en paso hacía sus zonas de invernada. Y Eneko pudo sumar un ave más a su retina. Ahora os toca disfrutar a vosotr@s.






Gracias por seguir el blog

Saludos abulenses

lunes, 21 de noviembre de 2022

CON LOS FALAROPOS NO HAY DOS SIN TRES

Los falaropos picogruesos (Phalaropus fulicarius) están siendo los protagonistas de estas semanas por el interior, bueno uno de los protagonistas porque la cosa está muy divertida por toda la Península, y Castilla y León ha sido uno de los sitios donde se han visto más de estos limícolas pequeñines. Más de dos decenas de estos nerviosos viajeros han recalado en humedales de provincias como Zamora (12), Palencia (5), Valladolid (4) y Salamanca (1) en un influx de la especie que ha tenido su origen en los fuertes vientos del Oeste de la semana pasada (y se avecina una nueva que quien sabe que nos traerá). 

En la provincia abulense han sido 4 los ejemplares que hemos podido ver, siendo la tercera y cuarta cita para Ávila. La primera cita saltó el miércoles 16 gracias a unas imágenes de la cámara de la Laguna (Directo Natura) y no pasó mucho tiempo hasta que varios amigos estaban delante del fulicarius, que nadaban en la zona donde se le ha visto hasta el día de hoy. Esa misma tarde los ejemplares que se vieron fueron 2 para el día siguiente ser 3. No solo teníamos a ese precioso limi de tonos blancos y grises con el pico negro y una bonita cabeza recorrida  una línea negra si no que teníamos 3 ejemplares en nuestro paraíso.

Unos días después, el sábado 19 era un ejemplar el que nadaba en el embalse de Serones y Miguel, Juanra, Alfonso y Luis Jesús los que lo veían moverse en círculos en busca de los invertebrados de los que se alimentan. Con esto se completó, por ahora, este influx en nuestra provincia que será recordado por su espectacularidad y que espero sea preludio de esa semana, que también pinta muy bien.

Para disfrutar de ellos pongo, además de unas fotos mías, un par de imágenes de Directo Natura donde se ve a los falaropos en todo su esplendor.



Foto: Directo Natura

Foto: Directo Natura

Gracias por seguir el blog
Saludos Abulenses


jueves, 17 de noviembre de 2022

EL FANTASMA DEL CARRIZO

Memorable jornada la vivida el martes por la tarde en Salamanca. Observación única de una especie muy difícil de ver, a escasos metros y totalmente a placer. No era mi primera observación del Avetoro Común (Botaurus stellaris) ya que había tenido la suerte de verlo en los Aigüamolls de l´Empordá hace ya unos años y más recientemente en Urdaibai pero ninguna de ellas puede igualar a lo disfrutado ayer y encima poderlo hacer con Eneko, Juanra y algunos amigos zamoranos y salmantinos.

Unos días antes saltó la cita de esta especie de ardeida (garza) que resulta complicada de localizar en los carrizos incluso sabiendo que se encuentra en ellos (la cita la dio un estudiante inglés del que no se su nombre, lo siento). Sus crípticos colores (de tonos marrones, amarillos y negros) le ayudan a ocultarse y a ello le suma su postura típica con la cabeza mirando al cielo y balanceándose al unísono con las cañas en las que se enconde. Por ello es uno de los más complicados de ver, aunque sea solo unos segundos, y por ello verlo durante 1 hora sin apenas perderlo de vista más que algunos minutos en los que cambiaba de ubicación hacen de ello algo irrepetible. Y por irrepetible fue muy disfrutado.

Nada más llegar vimos a algunos amigos mirando a la isla del río Tormes donde ha decidido descansar y pasar un tiempo. Rápidamente Carlos y Manolo nos dijeron que estaba a la vista y con ello nos pusimos a buscar, En ese momento nos dimos cuenta de la facilidad que tienen para camuflarse pues aunque no lo tapaba la vegetación se ocultaban perfectamente en ella. Con una referencia dimos con él al instante y desde entonces no lo perdimos de vista más que un par de veces que se movió. La segunda de ellas fue para aparecer en lo alto de unas cañas, lugar donde lo dejamos cuando nos fuimos. 

El avetoro común es una especie reproductora, muy escasa en la Península, con un número reducido de parejas en algunos humedales del valle del Ebro, Cataluña, Baleares, Castilla La Mancha o Andalucía donde elige grandes masas de carrizo y vegetación palustre. Es en esta época cuando es más fácil de detectar por el "mugido" que emite que lo delata. En época invernal se produce la llegada de aves europeas que aumenta el contingente de la especie en ese momento.  







Gracias por seguir el blog

Saludos Abulenses

sábado, 12 de noviembre de 2022

¡¡ FALAROPO PICOGRUESO EN VILLAGONZALO!!

 Días de falaropos picogruesos (Phalaropus fulicarius). Así podemos decir que ha sido esta última semana para nosotros. Y es que esta especie que hace unos meses inicio su viaje desde el ártico  hacia el sur y oeste de África se ha dejado ver en la Meseta. Y no una, sino dos han sido las observaciones  que hemos tenido con este limícola pequeñín de apenas media kilo de peso que tiene un comportamiento muy especial cuando nada en círculos en busca de insectos que comer. 

El pasado sábado, en nuestro viaje a Villafáfila para ver el bairdii pudimos verlo para que Eneko lo bimbase (yo había tenido la suerte de verlo en Ávila hace unos años) aunque fue una observación muy lejana, de las que no le gusta sumarse pues le gusta verlo y disfrutarlo bien. Ese ejemplar, que aparecía y desaparecía a ojos de todos los que pasaban por el paraíso zamorano, nadaba al lado contrario de nosotros en la Salina Grande (con lo que ello conlleva) y aunque fuimos en su busca a la balsa de decantación no dimos con él.

Por eso cuando el pasado miércoles citaron otro ejemplar en las lagunas de Villagonzalo de Coca no dudamos y el jueves por la tarde salimos para aprovechar lo poco que da de sí el día  y tratar de ver a este precioso viajero. La suerte nos sonrió pues de las dos lagunas que hay en el lugar solo una estaba con agua y no mucha por lo que no había mucho donde buscar. Además al llegar nos vimos con dos amigos que estaban a lo mismo que nosotros y así pudimos localizar al falaropo en la orilla de la laguna de la Iglesia mientras hablábamos con Víctor y Nacho de ello. No paraba de moverse caminando por la arena unos segundos y entrando en el agua para nadar y darle a ese movimiento nervioso que les caracteriza. Lo vimos a placer y disfrutamos muchísimo de él antes de dejarle allí cuando el sol ya se despedía del día, lo mismo que hicimos nosotros con el fulicarius.

El falaropo picogrueso cría en las zonas árticas de América y Eurasia y pasa el invierno en zonas de altamar del Índico, el Atlántico y el Pacífico donde se alimenta de invertebrados. Es una especie que tiene como peculiaridad su característico dimorfismo, típico ce todos los falaroporos y es que son las hembras las que lucen el plumaje más vistoso en época de reproducción y son los machos los que se encargan de la incubación y cuidado de los pollos. 






Gracias por seguir el blog

Saludos Abulenses

lunes, 7 de noviembre de 2022

¡¡ CORRELIMOS DE BAIRD EN VILLAFÁFILA !!

Día de los que enmarcar el pasado sábado por tierras zamoranas que tengo que agradecer a tod@s los que me acompañaron y a Alfonso y Pepe Barrueso por su información y guía para ver una especie de esas que pensaba que solo vería en las guías de limícolas. Y es que hay especies con las que sueñas pero siendo realista   se ven tan lejanas como el lugar donde residen habitualmente. Pero el miércoles pasado una de esas especies se acercó hasta la punta de mis dedos y es que Alfonso Rodrigo y J.J Orduño citaron un correlimos de Baird (Calidris bairdii) en las lagunas de Villafáfila. Aún quedaban unos días para el fin de semana pero confiaba en que se mantuviese unos días por allí. El viernes por la noche lo dejaron en el lugar así que el sábado bien pronto salíamos de Ávila un grupo de locos por las aves, y por las rarezas, conformado por Miguel, Luis Jesús, Alfonso, Eneko, Juanra y yo. 

Llegamos a la Reserva y fuimos donde ya se encontraban algunos pajareros de diferentes lugares en busca del ansiado correlimos, que ya lo habían visto aunque de manera fugaz, aunque el grupo en el que se encontraba estaba muy nervioso y no paraba. No tardamos mucho tiempo en relocalizar, con ayuda de Pepe Barrueso, al bairdii en una zona lejana junto a algunos correlimos comunes y combatientes. A pesar de la distancia pudimos ver una de las características  fundamentales para la especies como es la longitud de sus alas lo que le da un aspecto muy estirado. También se diferenciaba el tamaño, algo más pequeño que los alpina, y aunque la distancia lo hacía difícil también veíamos el tono de cabeza y pecho y el pico corto. Un pequeño vuelo y se acercó mucho más con lo que pudimos verlo a placer de nuevo con un alpina. Ahora sí que la observación era acorde a la brutalidad de la cita  y nos hizo disfrutar muchísimo con su nerviosismo, con un no parar de moverse y de picar el agua en busca de los invertebrados.  Tras unos minutos se volvió a alejar un poco hasta que se levantó y le perdimos la pista. No volvimos  a verlo en toda la mañana y eso que lo buscamos después desde la balsa de la depuradora donde la luz era horrible (Por la tarde lo disfrutaron desde allí nuestros amigos y con ello lo haremos nosotros pues las fotos que acompañan la entrada son de ese momento).

Para hacernos una idea del citón hay que saber que es la segunda cita para el interior peninsular (la otra es de 2005 en el Azud de Riolobos) y que en la Península hay un total de 22 históricas (se lleva a palma Galicia), 5 en las Canarias y una más en Baleares. Este limícola neártica cría en el noroeste de Norteamérica y el noreste de Siberia y en otoño viaja a Sudamérica a pasar los meses fríos. En sus movimientos algunos ejemplares llegan como divagantes a Europa y alguno de ellos llega a las playas del norte, generalmente. En esta ocasión este ejemplas de primer invierno ha decidido bajar un poco más y hacernos disfrutar de unas imágenes inolvidables.

Y la mañana la remató un falaropo picogrueso que se dejó ver unos minutos lejísimos. 

Disfrutad de las fotos de Miguel y Alfonso (gracias por ellas) ya que mis cutrefotos son más de lo primero que de lo segundo.

Foto: Miguel Martín

Foto: Alfonso Guío

Gracias por seguir el blog

Saludos abulenses

domingo, 30 de octubre de 2022

¡¡ CORRELIMOS TRIDÁCTILO EN EL OSO ¡¡

Tras ver el inornatus abulense que ya os he contado este viernes tocaba un rato en la laguna de El Oso para ver como andaba la cosa por allí, con idea de ver como va el número de grullas comunes (ayer eran 361 y hoy ya pasan de las 600). Pero el protagonista de la tarde fue un limícola típico de zonas de cotas y de plumaje blanco en ésta época.

Cuando llegamos llevaban unos minutos ya por allí Miguel y Alfonso y ya habían visto, en una zona encharcada del humedal, al correlimos tridáctilo (Calidris alba) que haría nuestras delicias. Su blanco plumaje destacaba entre el resto de limícolas que le acompañaban mientras se alimentaba. No se movía de unos pocos metros cuadrados y solo reaccionaba cuando quería echar de su sitio a algún correlimos común (Calidris alpina) de los 9 que cogían fuerzas en la laguna. Con los que parecía tener más paciencia era con los dos correlimos menudos (Calidris minuta) que de vez en cuando se acercaban  a su vera y que nos hacía constatar lo pequeños que son estos minuta. Completaban la nómina de limis un puñado de chorlitejo grande (Charadrius hiaticula), algo más de una decena de agachadizas comunes (Gallinago gallinago), tres combatientes (Calidris pugnax), una solitaria cigüeñuela común (Himantopus himantopus) y 7 avefrías comunes (Vanellus vanellus).

El correlimos tridáctilo es uno de los habituales en el invierno de las playas del norte ibérico donde llegan desde las frías zonas árticas donde crían. En esos viajes a sus zonas de invernada, muchas de ellas en nuestras costas, es cuando pueden verse en humedales de interior. En nuestra provincia es una ave muy escasa con solo tres citas en nuestras zonas húmedas (una de un grupo en Cogotas y otra en este prenupcial en el Oso). Por ello disfrutamos mucho de este blanquito en la laguna de El Oso.




Foto:  Miguel Martín

Gracias por seguir el blog
Saludos Abulenses


lunes, 24 de octubre de 2022

¡¡ MOSQUITERO BILISTADO EN EL ADAJA!!

 Todos los años, cuando llega la segunda quincena de octubre, en mis sueños pajareros aparece un pequeñín que cría en la lejana Siberia o el noreste de la parte europea de Rusia (de donde vendrán los que vemos por aquí) y que imagino poder ver en alguno de los bosques de ribera o parques abulenses. Hace unos días estuve buscándolo por una zona del río Adaja propicia para la especie. Hoy tenía planteada una tarde para visitar varios parques de la capital para ver si había suerte. Pero no ha hecho falta.

A mediodía ha saltado la noticia. En la misma zona donde lo busqué hace unos días Juan Parra había visto un mosquitero bilistado (Phylloscopus inornatus). Como siempre había una espectacular foto del individuo que desde entonces me cambió los planes.  A las 17:30 estábamos Eneko y yo en la zona donde se había visto y allí estaban ya Chema y Cruz, dándole duro a las ramas de los sauces que jalonan al Adaja en una zona cercana de la capital. Tras un rato buscando juntos decidimos separarnos para abarcar la zona donde probablemente seguía el inornatus. Además se sumaban a la causa María Mateos y Juanra. 

Y llegó la llamada de María. Lo habían relocalizado en los árboles donde Juan lo había visto y donde había pasado desapercibido hacía un rato . Tocaba correr. en nada estábamos todos a los pies de los árboles donde lo habían relocalizado. Tocaba paciencia para ver a este pequeñín, que como sus primos, no paran de moverse lo que hace difícil su observación. Y apareció, para posarse en las ramas de lo alto donde pudimos disfrutar de él antes de volver a desaparecer. Eso lo hizo otras tres veces antes de dejarlo en su sitio cuando la tarde caía.

El bilistado es una de las aves siberianas que esperamos cada año los pajareros de la Península.  Es un pajarillo que se ha hecho habitual en los pasos postnupciales en nuestro territorio siendo más habitual en la zona mediterránea, Canarias y Galicia. Es un pequeñín que se diferencia de los mosquiteros comunes por su plumaje verdoso, sus partes inferiores bancas, una ceja muy marcada y las bandas en el ala. En Ávila son pocas las citas , con un puñado de ellas entre Candeleda, El Tiembo, El Oso, Arévalo, un jardín de la capital o el lugar donde se ha vuelto a ver este año.

Además de ser un bimbo para Eneko lo hemos podido disfrutar junto a varios amig@s.







Gracias por seguir el blog
Saludos Abulenses